sábado, 8 de septiembre de 2012

 paraná




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hacía rato que no entraba en tus "relaciones". Es interesante el armado de un mundo de personajes. ¿Se puede entender la historia sólo con lo aquí publicado o tendremos que esperar el libro futuro/las hojas a publicar?
La narración parece apocalíptica, sin embargo como no todos -se intuye- están en un mismo plano, el aliento quiere volver a salir. La mezcla de atmósferas hace que aire monovalente en el que vivimos -a duras penas reciclado- anhele otra perspectiva. Bien la historia!

pablo b dijo...

Bien por reincidir, bienvenida tu nota.
Un corte de sentido siempre se adelanta pero no hay nada que esperar, la tarea de imaginar es lo que vale la pena. Por suerte los dibujos mantienen su inquietud, se muestran por ahí y por aquí, organizan el libro y también hacen huelga (lo más difícil!) en medio de este presente que, acabo de enterarme, tiñe de bermellón el encuentro de dos ríos-el Yangtze y el Jialin- en Chongquing.

Anónimo dijo...

Cierto, es la fantasía lo más interesante. Pero este grupo de dibujos -así como fueron presentados- tiene algo de literatura por entregas. Y la ansiedad lleva a armar algo que, a veces, el que mira teme tender al delirio; por eso la pregunta de si hay o no relato. Lo que es claro -al menos por ahora- es que hay proceso y que es el Hacedor el que proyecta y que -por suerte- también deja hacer.