jueves, 31 de diciembre de 2009




El improbable lugar de un estómago escuchando el sonido de los primeros árboles.

En la voladura de un nervio, lo que llama existe.
Es el mismo parpadeo de una costura, el punto oscuro del fin de una batalla.

6 comentarios:

ariel cortese dijo...

el dibujo creo que lo entiendo, para el otro necesito más tiempo
(estoy drásticamente acostumbrado a palabras expeditivas tales como PPSD, TIFF, JPG, "necesito que me mandes el archivo urgente" aunque dudo que sean palabras y hasta que tengan alma)

feliz el 10 para mañana
yo te replico el cuello largo con otro en mi comarca, aunque el mío es más bien un zorro y el suyo amenaza jirafa

salú Z besse,
a.

pablo b dijo...

bueno, parece que de todos modos no perdés el rumbo ni la oreja a la hora de ver dibujos. Y no hay mejor entendimiento para un dibujo que otro dibujo (suena muy peronista pero la paráfrasis sirve).

Como pista transcribo este koan,
"Es tan claro que se hace difícil de ver.
Un idiota buscando fuego con un hacha encendida.
Si hubiera sabido lo que es el fuego
Sabría que su arroz ha sido cocinado hace largo tiempo."

Me siento así muchas veces.
Como dibujar es una experiencia no una filosofía mis principios van mutando. En fin, gracias por tu curiosidad y por la inteligencia agregada; salutes también y buen veintediez.

ariel cortese dijo...

hace 1 año, desde el 2009, todavía descifrando la-en-3-líneas relación oftálmica del sistema digestivo, el empleo de explosivos y el punto cruz.
complejo el asunto, igual Ludovica me dice que me va ir bien.

pablo b dijo...

ya me parecía que estabas medio ludovica.

ariel cortese dijo...

primero:idiota
segundo: piromaníaco
tercero: inútil para la cocina
cuarto:medio ludovico

¿pero cuántos atropellos tiene uno que aguantar en este blog?
lo perdono porque los zorros por algo son zorros,
su naturaleza en su nombre
además no podría mantener una medíatica discusión online y desviar el foco de esta poesía que nos tiró (en un gesto de dádiva).

fin del comunicado

pablo b dijo...

ops!