martes, 28 de agosto de 2007

Quién sabe








Olvidorial V

Echar un ojo.
Mandarlo a paseo.
Sobre la rana albina y sobre la bermella, raspar otra rana. Por osmosis la rana entiende su luminoso objetivo. La cosa encuadrada de todas formas se extiende, escapa a lo sensible sin desaparecer y produce texto. Fíjese, quien busque explicaciones, que las referencias son directas igual que las faltas de ortografía. Collage y origami funcionan como envoltorios evidentes de una órbita, nada hay dentro del paquete aunque podría decirse que lo habita la conexión, la posibilidad de un recorrido ni aleatorio ni pautado: sugerido.


D
La afiliación, de cualquier tipo, es un error. Un error inevitable, indispensable, la mínima violencia necesaria para tener una risa que valga la pena.

E
Deshojar la margarita. Un blasón donde la oveja y la polilla intercambian tamaños. El camuflaje y la cirugía estética son las estrategias más utilizadas en las galerías. La ambigüedad consecuente y discursiva es una pieza rara de encontrar. La tensión amorosa formalizada en arte, lisa y llanamente un hallazgo.

F
Caramba, caramba, los que ayer hablaban en inglés hoy bailan la zamba.

G
“Los que anhelan el sentido nunca jamás encuentran a los que anhelan la vida.”

H
Ella me quita el hipo. Nunca el insomnio.



(sin número)




Dove viste el monstruo?
Y cuándo parte a Lucarna?