martes, 15 de diciembre de 2009

piano

2 comentarios:

ariel cortese dijo...

fascinante combinancia esta la del fósforo fabril legüero

atentos al incedio

pablo b dijo...

y, ya sabemos como es la música contemporánea. Adunchicu dun tú adun chicu dun tú. Entre el buen público que llena la sala y el crepitar de las partituras un piano es un vencindario.
Después de todo los animales somos los primeros en darnos cuenta de lo que flota en el aire.